CONTRATOS TEMPORALES

CONTRATOS TEMPORALES: JUSTIFICACIÓN Y PRUEBA EN CONTRARIO

Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Sala de lo Social

Sentencia No. 576/2010 de fecha 08 de septiembre de 2010

Recurso No. 3193/2010 

La validez de cualquiera de las modalidades de contratación temporal requiere que concurra la causa objetiva específicamente prevista en el Estatuto de los Trabajadores para cada una de ellas. La temporalidad no se presume, sino que la regla es la contratación indefinida. 

Los contratos de trabajo temporales deben expresar, con toda claridad y precisión, todos los datos objetivos que justifican la temporalidad: la obra o servicio determinado, las circunstancias de la producción, o el nombre del trabajador sustituido y la razón de la sustitución. La forma escrita y el cumplimiento de los citados requisitos no constituye una exigencia «ad solemnitatem», y la presunción señalada no es «iuris et de iure», sino que permite prueba en contrario, para demostrar la naturaleza temporal del contrato. Si no se demuestra que se trata de un verdadero contrato temporal, se entiende que la relación es indefinida. 

Se puede justificar las contrataciones temporales, en época de rebajas o para cubrir las vacantes por el disfrute de vacaciones de parte del personal permanente, todo ello aun tratándose de la actividad normal de la empresa, sin que pueda considerarse celebrado en fraude de ley, y por ende, no deviene en una relación laboral indefinida, cuando se respete el plazo máximo establecido, ni se incurran en prórrogas indebidas.

http://www.poderjudicial.es/search/indexAN.jsp

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *